Madres Gestantes y Lactantes

Estándar

La  gestación como  período de formación, crecimiento y desarrollo de tejidos y de formación de hormonas y membranas del feto, además de otros fenómenos metabólicos que se presentan, se considera etapa vulnerable al deterioro nutricional. Esta condición exige que la madre adopte una alimentación adecuada como autocuidado para que tanto ella como el nuevo ser en formación gocen de un estado saludable, se asegure un bebé a término de peso normal y se sostenga la lactancia materna hasta los seis meses en forma exclusiva.

Pero el estado alimentario y nutricional materno no sólo se considera a partir del período gestacional, que es relativamente corto, sino que es el resultado de un proceso prolongado que se inicia desde la vida misma intrauterina de la madre. Así, para enfrentar con soluciones eficaces la nutrición del grupo materno-infantil para obtener una comunidad saludable, se deben iniciar acciones tempranas que garanticen la salud materna y reduzca riesgos infantiles, tales como bajo peso al nacer (<2500 gramos) e insuficiente peso al nacer (2500-2999 gramos), mortalidad perinatal y crecimiento infantil deficiente, entre otros”.

con Ternura y Cariño Dale Pecho a tu niño

También se ha demostrado que una nutrición materna adecuada puede conllevar a la reducción permanente en el número de malformaciones fetales, por ello no se debe someter a la mujer embarazada a una restricción alimentaria intensa. Lo más importante es seguir una dieta balanceada.

La madre debe estar bien alimentada durante el embarazo y la lactancia para el correcto desarrollo del niño.

El estado nutricional en que se encuentre la madre antes de la concepción y durante el embarazo puede condicionar el desarrollo y el estado de salud del niño e, incluso, influir en la aparición de factores de riesgo en la edad adulta. Una alimentación racional es la mejor ayuda para prevenir partos prematuros y para evitar problemas de desarrollo del recién nacido.

Durante el embarazo, una mujer cuyo estado nutricional de partida fuera satisfactorio, debería ganar entre 10 y 13 kg de peso. El aumento de calorías se hace más necesario entre el 3º y el 6º mes de gestación y se estima en unas 300 kilocalorías suplementarias al día. No sólo las embarazadas deben cuidar de forma especial su alimentación, sino también las mujeres que estén planeando un embarazo, pues un buen estado nutricional favorecerá un mejor desarrollo del feto.

Durante la lactancia, la madre necesita ingerir un mayor número de nutrientes, especialmente los que están implicados en la producción de leche, e incrementar igualmente el aporte calórico, apróximadamente unas 500 kilocalorías suplementarias al día. En general, conviene aumentar el consumo de proteínas, calcio, hierro, ácido fólico y vitaminas E y C.

Además, la leche materna contiene entre un 85 y un 90% de agua, por lo que la madre lactante debebeber suficiente líquido (en torno a dos o tres litros diarios) para mantener su equilibrio hídrico y a la vez una correcta producción de leche.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s